Santiago. Las mineras chilenas se encuentran evaluando los daños provocados por la serie de fuertes réplicas registradas este martes, aunque algunas ya descartaron que los movimientos hayan afectado su producción.

La estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) informó que está revisando sus instalaciones Andina y El Teniente en busca de posibles daños.

Este jueves, tres fuertes réplicas -una de ellas de 6,9 grados en la escala de Richter- se sintieron en la zona centro-sur de Chile, minutos antes de que Sebastián Piñera jurara como el nuevo presidente del país.

Hasta el momento no se han detectado daños, indicó la empresa, según consigna la agencia Dow Jones Newswires.

Todo el personal de la refinería Ventanas fue evacuado a terrenos en altura debido a la alerta de tsunami que se emitió para la costa central de Chile, manifestó Codelco.

Tanto Andina como El Teniente, que se ubican en la zona central de Chile, cerraron temporalmente luego del terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter que sacudió al país a fines de febrero.

Otras mineras. En tanto, Anglo American informó jueves que sus operaciones en Chile funcionan con normalidad.

La compañía informó la semana pasada que las operaciones estaban comenzando a reanudarse y el vocero dijo el jueves que "todo estaba operando normalmente".

Anglo,  de propietaria de las minas de Los Bronces, El Soldado y Mantoverde, indicó que sus pérdidas de producción no superaron las 1.500 toneladas métricas producto del sismo inicial.

Por su parte, BHP Billiton Ltd, propietaria de Escondida, informó que sus operaciones de cobre en Chile tampoco se vieron afectadas.

La mina Escondida, la mayor mina de cobre del mundo con una producción cercana a los 1,2 millones de toneladas anuales, se sitúa al norte de Chile y las réplicas del jueves se sintieron en la zona centro-sur del país.

Con información de Dow Jones Newswires