Los mineros artesanales de Colombia, que protestan desde hace 16 días, rompieron el diálogo con el Gobierno al considerar que la propuesta del Ejecutivo son "inaceptables" y decidieron mantener el paro, informaron a Efe fuentes de los trabajadores.

"Se rompieron las negociaciones con el Gobierno nacional que buscaban una solución de fondo a la problemática de los mineros informales del país", dijo a Efe por teléfono el director de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conaminercol), Ramiro Restrepo.

El dirigente explicó que la nueva propuesta presentada por el Gobierno es diferente a la que estaban discutiendo con una comisión negociadora.

"Las conversaciones y las discusiones con los técnicos, juristas y ambientalistas de la comisión negociadora del Gobierno, se habían adelantado en un 90% de esos cuatro puntos pero sólo faltaban algunos detalles políticos que teníamos que tratar con la viceministra de Minas y Energía, Natalia Gutiérrrez", dijo Restrepo.

Pero esta funcionaria presentó una propuesta al parecer elaborada por los ministros de Defensa, Minas y Medio Ambiente "con consideraciones generales que para los mineros artesanales son inaceptables".

Añadió que los mineros "con honor y dignidad nos levantamos de la mesa", al considerar que los manifestantes están ahora cansados y es necesario "replantear la protesta".

Detalló que las demandas de los mineros artesanales se concentran en 15 puntos, entre ellos anular el decreto 2235, que faculta a la fuerza pública para destruir la maquinaria y los equipos de los mineros que ejercen la actividad sin título y sin licencia.

También solicitaron la creación de áreas de minería especial para comunidades ancestrales que se han dedicado a esta labor en el país "desde hace 500 años", la redacción de un nuevo decreto de legalización y formalización que no sea tan excluyente como el actual y la formación en medio ambiente para hacer "minería responsable y sostenible".

Restrepo, por el momento, confirmó la presencia de su gremio en el llamado "paro agrario" convocado para el próximo 19 de agosto, en el que participarán varios subsectores agropecuarios, trabajadores de la salud y camioneros.

La situación contrasta con la de los campesinos de la región del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, acordaron este viernes con el Gobierno para desbloquear las vías a partir de este sábado a cambio de dialogar sin tabúes sobre la situación de la remota y abandonada zona.