El ministero de Salud de Chile, a través de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), habría declarado contaminante la Central Termoeléctrica Castilla, un proyecto perteneciente al magnate brasileño Eike Batista.

La iniciativa, que está en proceso de evaluación ambiental en Chile, cuenta con el rechazo de los dirigentes de la comunidad local, quienes se reunieron en la tarde de este jueves con Alvaro Sapag, director ejecutivo de Conama), según publica El Mostrador.cl, a partir de una comunciado del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA).

La central Termoeléctrica Castilla se instalaría en la zona de Punta Cachos, a 80 kilómetros al sur-oeste de Copiapó, en terrenos que el plano regulador local no considera apropiados para el proyecto de la brasileño MPX Energía.

Termoeléctrica Castilla tendría una inversión de US$4.400 millones, e inyectaría 2.100 megawatt (MW) de potencia al Sistema Interconectado Central (SIC) chileno.