El ministro argentino de Turismo, Enrique Meyer, afirmó este sábado que el sector crece de manera "sólida" en el país, al ser generador de más de 1,1 millones de puestos de trabajo.

Meyer encabezó este sábado en Buenos Aires la apertura de la Feria Internacional de Turismo de América Latina, en la cual participan 1.500 expositores de más de 35 países y es considerada la más importante de toda la región.

El funcionario destacó que la actividad turística de Argentina se asienta sobre "una base sólida, a partir de la definición de políticas públicas claras y precisas y un fuerte liderazgo del Estado nacional", con el aporte de miles de actores de todo el país.

Además de la fuente de empleos, Meyer señaló que la "elevada tasa de inversión privada en alojamientos reflejada en 600.000 plazas distribuidas en casi 13.500 establecimientos de todo el país" y un mercado interno con más de 47 millones de arribos anuales.

"El futuro demanda que lo turísticamente relevante emerja de procesos singulares de creación de productos turísticos y fortalecimiento de destinos. La responsabilidad del desarrollo turístico estará signada, como nunca antes, por la propia cultura e identidad de cada región de nuestro país", apuntó.

De acuerdo con cifras del gobierno argentino, el turismo genera el 6,5% del producto interno bruto (PIB) del país.