Río de Janeiro. El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, aseguró que el nuevo modelo de concesiones impulsado por el gobierno brasileño en el sector de infraestructuras (carreteras, aeropuertos y puertos) "está funcionando" bien, aunque se deben hacer "algunos ajustes".

Mantega, quien se encuentra en Nueva York como parte de la comitiva brasileña que participa de la 68ª Asamblea General de la ONU, se reunió con posibles inversionistas en el país, ante los que afirmó que el Ejecutivo brasileño ha "creado un modelo de concesiones atractivo y rentable", según un comunicado divulgado por el ministerio de Hacienda.

En el encuentro con inversionistas, Mantega destacó la importancia de las concesiones en el área de infraestructura para la economía de Brasil en los próximos años.

"El foco de interés fueron las concesiones de infraestructura y nosotros (el gobierno brasileño) estamos invitando a los inversionistas brasileños y extranjeros a participar" en ellos, explicó ante la prensa el ministro.

En los últimos meses, el gobierno brasileño ha lanzado varias licitaciones para fomentar la inversión privada en el sector de la infraestructura, uno de los más precarios en el país y que impiden un mayor crecimiento económico, y que suele ser una de las quejas de los empresarios y del sector industrial.

Comentando las oportunidades para los inversionistas en Brasil, el ministro de Hacienda señaló que hay un significativo volumen de concesiones que muchos bancos privados brasileños han mostrado interés en participar en la financiación.

"Estamos haciendo posible una inversión larga con la participación del sector privado", explicó, a la vez que admitió que el gobierno quiere "una creciente participación del sector privado".

Sobre el desempeño de los países emergentes que forman el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), Mantega indicó que Brasil es uno de los más atractivos para los inversionistas.

"Creo que la inversión en infraestructura será el impulsor de la economía brasileña durante las próximas décadas. Impulsará la economía, la competitividad y reducirá los costos", concluyó.