Kuwait / Doha. Los ministros del Petróleo del Golfo Pérsico restaron importancia el martes a la caída de los precios del crudo debajo de US$70 el barril y dijeron que la OPEP no tenía planes de llamar a una reunión de emergencia para discutir la política de suministro.

El crudo estadounidense descendía debajo de US$68 el martes y ha caído en cerca de US$20 en sólo tres semanas, por los crecientes temores de que la crisis de la deuda de Europa afecte a la recuperación económica mundial.

El precio ahora está debajo del rango de US$70 a US$80 que el mayor exportador de petróleo, Arabia Saudita, y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han dicho que es justo para productores y consumidores.

"Aún no, ¿y qué?", dijo a periodistas el ministro de Petróleo de Kuwait, el jeque Ahmad al-Abdullah al Sabah, en el Parlamento del país cuando se le preguntó si estaba preocupado por la caída del precio.

El ministro de Petróleo de Emiratos Arabes Unidos, Mohammed al-Hamli, también minimizó la reciente baja de precios. "Hemos tenido precios más bajos muchas veces antes (...) El precio refleja las condiciones del mercado", dijo Hamli a periodistas en los márgenes de un evento de la industria en la ciudad capital de Qatar.

El lunes, el principal funcionario de energía de Libia se mostró menos tranquilo que sus colegas del Golfo.

El responsable libio dijo que el grupo estaba muy preocupado por la caída de los valores del petróleo y que vigilaba al mercado de cerca, aunque era muy pronto para decir si la OPEP necesitaba tomar alguna medida.

Este mes, el propio jeque Ahmad había dicho que un nivel de US$65 haría sonar las alarmas de la OPEP. Por su parte, el ministro argelino del Petróleo también ha dicho que un precio en el rango de los US$60 sería incómodo para los miembros del grupo.

Tanto Ahmad como Hamli dijeron el martes que la OPEP no tenía planes para reunirse antes de su próximo encuentro programado, en octubre.