San Juan. La agencia Moody's rebajó la calificación de la deuda de la primera compañía pública de Puerto Rico, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de Baa2 a Baa3 con perspectiva negativa, que se justifica por la difícil situación por la que atraviesa la isla.

La agencia estadounidense informó a través de un comunicado difundido este jueves que la decisión refleja la debilidad y falta de crecimiento de la economía de Puerto Rico, además de apuntar incertidumbre sobre los planes de la compañía para diversificar sus fuentes de abastecimiento.

Moody's advierte además que podría bajar, de nuevo, la calificación de la deuda de AEE si la situación general de Puerto Rico empeora.

La agencia subraya como punto fuerte de la AEE que cuenta con el apoyo financiero del estatal Banco Gubernamental de Fomento.

Fitch, Standard & Poor's (S&P) y Moody's mantienen la deuda soberana de Puerto Rico en BBB-, al nivel previo de "bono basura", con perspectiva "negativa".

El elevado déficit público de Puerto Rico es una de las razones del bajo nivel de la clasificación de su deuda soberana por parte de esas agencias.

El presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de Puerto Rico, Javier Ferrer, y la secretaria del Departamento de Hacienda, Melba Acosta, viajaron el pasado mes de mayo a Nueva York para reunirse con las tres agencias calificadoras.

Los funcionarios informaron a las agencias de sus gestiones para estabilizar las finanzas y salvar el crédito de Puerto Rico.

La prensa local difundió hace dos semanas que el gobierno de la isla evalúa las consecuencias de una hipotética degradación de la deuda de la isla caribeña a nivel de "bono basura", lo que hipotéticamente podría ocurrir si no se consigue presentar un presupuesto equilibrado para el próximo año fiscal.

Está previsto que el Legislativo apruebe el presupuesto para el próximo año fiscal que comienza el uno de julio durante el fin de semana.