La Agencia de Calificación Moody's ha rebajado la valoración de entidades bancarias españolas nacionalizadas como Bankia, Novagalicia y Catalunya Banc con el argumento de que sí necesitan más dinero público para su solvencia.

De esta forma, la calificación de la agencia la lleva a "bono basura" después de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) anunciara que retoma los trámites para intentar vender lo más rápido posible Novagalicia y Catalunya Banc.

En una declaración divulgada el martes, la agencia con sede en Nueva York ha degradado dos escalones la deuda a largo plazo de Bankia, de Ba2 hasta B1, y en la misma proporción las notas de Novagalicia y Catalunya Banc, que pasan de B1 a B3, al tiempo que mantiene la perspectiva negativa sobre las tres entidades citadas.

Además, en opinión de los expertos, es preocupante que España se vea cada vez más limitada para prestarles apoyo, tal como coincide la agencia, la cual transmite un pesimismo sobre España y no cree que la economía vaya a salir de la recesión hasta principios del próximo año, después de tocar fondo a finales de 2013, lo que se traducirá en un mayor deterioro de los activos bancarios.

Por último, la agencia de calificación ha señalado que ha tenido en cuenta las ventajas del amplio apoyo recibido por las tres entidades bancarias, pero insiste en que son "vulnerables" en la actual coyuntura.