Nestlé, el grupo de alimentos más grande del mundo, dijo que invertirá unos US$390 millones en México en los próximos tres años para aumentar su capacidad de procesamiento de café, parte de un plan de expansión de US$1.000 millones.

La inversión fue anunciada tras una reunión de directivos de Nestlé con el presidente de México, Felipe Calderón, en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

"La mayor parte de esto será invertida en la planta procesadora de café soluble de Nescafé en Toluca, Estado de México", dijo Nestlé en un comunicado.

La inversión permitirá a la planta elevar su capacidad productiva en un 40%, dijo la empresa.

México, un importante productor mundial de café, ha tenido problemas para mejorar la calidad de sus granos en los últimos años, pero se está posicionando como un gran procesador con el fin de exportar a los mercados de Estados Unidos y de Europa.