Vevey. Nestlé, el mayor grupo de alimentos del mundo, estima un mayor crecimiento de ventas este año luego de superar las expectativas en 2009 mediante un robusto crecimiento en Norteamérica y mercados en desarrollo y menores precios de la leche y otros recursos.

El fabricante de café, Nescafé, el alimento neonatal Gerber y las aguas Perrier superó las estimaciones con un aumento de 4,1% en las ventas subyacentes el año pasado, mejor que sus rivales Unilever y Danone, y pronosticó 3,9%.

Nestlé ahora anticipa un mayor crecimiento en 2010 de su negocio estructural de alimentos y bebidas frente a un incremento de 3,9% en 2009, dado que se concentra en los alimentos tras vender el negocio oftalmológico Alcon.

"Para 2010, espero que nuestro negocio de alimentos y bebidas alcance un mayor crecimiento orgánico que en 2009 y un mayor incremento de ganancias (operacionales) EBIT (antes de intereses e impuestos) sobre un tipo de cambio constante", dijo el presidente ejecutivo, Paul Bulcke, en un comunicado de resultados.

"Tras un intento más lento de 2009, el desempeño operacional de Nestlé tomó fuerza en el segundo semestre (...) lo que ciertamente sienta bien para el primer semestre de 2010", dijo el analista Andrew Wood de Sanford Bernstein.

El grupo suizo fue ayudado por robustos aportes de sus cafés, como Dolce Gusto y Green Blend; de alimentos para mascotas, como Friskies y Purina; mientras que observó un fuerte crecimiento en mercados en desarrollo en América Latina, Asia y África.

Bulcke confirmó su compromiso de un crecimiento subyacente de 5% a 6% en el largo plazo y añadió que el grupo pagaría un dividendo de 2009 de 1,60 francos suizos (US$1,48) por acción, o 14,3% más.

Las ganancias netas del grupo fueron de 10.400 millones de francos suizos en el 2009, frente a pronósticos de 10.300 millones. En el 2008 un resultado de 18.000 millones de francos incluyó 9.200 millones por la venta de 25% en la firma oftalmológica Alcon al gigante farmacéutico suizo Novartis.

La desinversión de Nestlé en el resto de Alcon, un acuerdo de US$28.000 millones del mes pasado, será registrada en sus cuentas de 2010.