El Parlamento de Nicaragua autorizó al Ejecutivo gestionar un préstamo por casi US$10 millones con el gobierno de la India, a través de su Banco de Exportación e Importación (Exim Bank), para financiar un programa de electrificación sostenible y energía renovable.

El empréstito, suscrito el pasado 14 de junio por el ministro nicaragüense de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, y por T.C.A. Ranganathan, director gerente del Exim Bank, fue ratificado por unanimidad por los 87 diputados que asistieron al plenario, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, el oficialista René Núñez.

Con ese crédito se financiará la construcción de la subestación San Juan del Sur, una línea de transmisión y la ampliación de la subestación La Virgen, todas ubicadas en el sur de Nicaragua, en el Pacífico; además de una subestación en Managua.

El primer proyecto, que tendrá un coste de US$5,6 millones, consiste en construir una nueva subestación en las cercanías de San Juan del Sur y se conectará a la subestación La Virgen por medio de una línea de 138 kilovatios de 11,7 kilómetros, en la provincia de Rivas, de acuerdo al dictamen.

Otros US$4,1 millones serán para construir una subestación en el aeropuerto internacional "Augusto C. Sandino", en Managua, la cual suministrará energía a la zona industrial localizada en las cercanías de la terminal aérea.

Con el dinero restante se comprará equipos de transporte e izaje para el mantenimiento del sistema nacional de transmisión eléctrica.

Según el decreto, con la construcción de esas dos subestaciones eléctricas se pretende beneficiar a 50.000 usuarios, además mejorar la demanda turística y la calidad del servicio en la zona, con lo que esperan reducir la pobreza.

Esos proyectos forman parte del "Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable", impulsado por el Gobierno de Nicaragua, que pretende ampliar la cobertura eléctrica del país y brindar accesibilidad a la población urbana y rural que aún no cuenta con el servicio eléctrico.