Un llamado a la sensatez, el equilibrio y el diálogo le hizo este jueves en la noche el presidente Nicolás Maduro a los trabajadores de Sidor, para que depongan la huelga que mantienen desde hace una semana y sostengan demandas contractuales justas.

"Yo los llamo al trabajo. Tengo los recursos para los derechos laborales de ustedes, pero tiene que ser en el punto de equilibrio. No se puede pedir lo imposible para justificar un conflicto", indicó Maduro durante un contacto televisivo desde Miraflores.

El mandatario nacional señaló que es inviable exigir aumentos salariales de 200% y le recordó a los sindicalistas que, si bien son guardianes y protectores de la empresa, "Sidor no les pertenece, es del pueblo venezolano".