Helsinki. Nokia estudia la posibilidad de fabricar teléfonos móviles en Argentina, dijo este viernes un portavoz de la firma, un paso que expandiría su presencia en una región donde tuvo problemas.

"Nokia investiga la posibilidad de fijar una ensambladora de aparatos móviles en Argentina", dijo Tapani Kaskinen, portavoz del mayor fabricante mundial de teléfonos móviles.

El portavoz declinó comentar sobre cualquier fecha para la producción o si el proyecto estima que Nokia actúe como fabricante directo o lo haga mediante un contratista.

Nokia tiene nueve plantas productoras de teléfonos en el mundo, incluyendo Brasil y México. En los últimos años expandió su producción en países de bajo costo: cerró una planta en Bochum, Alemania y abrió una en Rumania.

También recortó puestos de trabajo en su planta de Finlandia, ubicada en la ciudad de Salo.

La empresa estuvo complicada en América Latina el año pasado, con ventas que se hundieron 34% frente al 2008, hasta los US$4.200 millones, la peor caída entre todas las regiones en las que opera. Por eso la región latinoamericana es la segunda más pequeña después de América del Norte.

Las acciones de Nokia subieron 0,3% hasta los 9,89 euros, en línea con el índice Dow Jones Tecnológico.