Oslo.- La aerolínea de bajo coste Norwegian Air está pidiendo a los titulares de bonos que amplíen el plazo de vencimiento de su deuda hasta dos años, presentando como garantía sus “slots” o permisos de despegue y aterrizaje en el aeropuerto londinense de Gatwick, dijo el lunes.

La compañía es el tercer operador de bajo coste más grande de Europa en número de pasajeros después de Ryanair y easyJet y ha sacudido el mercado con tarifas transatlánticas a precios reducidos, pero su rápida expansión la ha dejado con fuertes pérdidas y una elevada deuda.

La empresa se vio obligada a captar 3.000 millones de coronas (US$335 millones) de accionistas este año.

Sus bonos, que vencen en diciembre de 2019 y agosto de 2020 con un importe total en circulación de US$380 millones, se prorrogarían hasta noviembre de 2021 y febrero de 2022 si los titulares de bonos aceptan los términos revisados.

“La cartera de Gatwick de Norwegian consiste actualmente en ‘slots’ de despegue y aterrizaje que cuentan con una valoración independiente de un tercero de buena reputación que supera el valor nominal actual de los bonos”, dijo Norwegian en un comunicado.Todavía se están llevando a cabo negociaciones para que un inversor externo tome una participación en su flota de aviones, añadió.

El precio de las acciones de Norwegian bajó inicialmente un 5%, aunque después rebotaba y mostraba un alza del 5,4% en la sesión a las 0722 GMT.