Reynosa.- El presidente Felipe Calderón confía en que 2010 sea el año de la recuperación económica.

Este jueves el mandatario destacó la necesidad de convertir la frontera entre México y Estados Unidos en un lugar seguro, eficiente y competitivo, tras resaltar que desde hace una década no se inauguraba un puente de este tipo en la zona.

 El presidente estuvo acompañado durante la inauguración del puente Anzaldúas por los secretarios de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, y de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar, además del gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, además de los embajadores Arturo Sarukhán y Carlos Pascual, según publicó El Universal.

Calderón Hinojosa reiteró que ambas economías son complementarias, pues la fortaleza de Estados Unidos es económica, y la mexicana de mano de obra. Además, dijo que el puente Anzaldúas servirá para unir a las familias mexicanas que se viven en los Estados Unidos.

En una primera etapa transitarán vehículos ligeros, y en la segunda fase se espera implementar el puente para el flujo de tráfico de carga

“2010 será el año de la recuperación económica, lo insisto y lo subrayo”, dijo el presidente Felipe Calderón, al inaugurar el puente internacional Anzaldúas en Reynosa.