São Paulo. La empresa de telecomunicaciones Oi dijo el lunes que recibió una oferta vinculante de NK 108, una subsidiaria de Highline do Brasil, para adquirir 8.000 de sus sitios de infraestructura operativa fija por hasta 1.697 millones de reales (US$ 329,6 millones, aproximadamente).

Oi manifestó en un hecho relevante que la transacción está en línea con la implementación de su plan de reorganización judicial.

Los activos involucrados en la transacción serían asignados por Oi a una corporación para un propósito específico, que sería adquirido en su totalidad por NK 108. El acuerdo también incluye un acuerdo de participación a través del cual Oi se compromete a arrendar espacio en los sitios, de conformidad con el documento.

NK 108 propuso el pago de 1.080 millones de reales al cierre del trato y hasta 609 millones de reales para 2026, dependiendo de la cantidad futura de infraestructura utilizada.

El acuerdo depende de la aprobación de los organismos reguladores locales, como el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) y el regulador de telecomunicaciones Anatel.

Oi vendió recientemente sus operaciones móviles a sus rivales TIM, Telefônica Brasil y Claro en un acuerdo de 16.500 millones de reales considerado crucial para su proceso de reestructuración.