Hamburgo. La producción de soja de Argentina durante la campaña 2009/10 alcanzaría los 52 millones de toneladas, desde los 32 millones del ciclo previo, cuando el país fue azotado por una feroz sequía, pronosticaron analistas de la revista Oil World el martes.

La estimación supera en 1 millón de toneladas la previsión de enero de Oil World para Argentina, uno de los principales exportadores mundiales de la oleaginosa.

A su vez, Brasil recolectaría 65,5 millones de toneladas en 2010, por encima de los 57,5 millones del año anterior y de la estimación previa de Oil World, que proyectaba una cosecha de entre 64 y 65 millones de toneladas.

"Actualmente hay una amplia gama de cálculos de producción en los dos países", afirmó la publicación, que agregó que algunos procesadores de Argentina proyectan que la cosecha de soja llegará a ser de entre 54 y 55 millones de toneladas.

No obstante, permanecen los temores respecto de enfermedades de las plantas y de posibles daños a los cultivos causados por el clima adverso, añadió la revista con base en Hamburgo.

"Con la amplia oferta que resultará de Sudamérica, se espera un fuerte incremento en la molienda de soja de Brasil y Argentina, que se elevaría en conjunto en 5,5 millones de toneladas (entre marzo y agosto del 2010) desde (ese período de) el año pasado", pronosticó.

En combinación con el aumento de la molienda en China, esto probablemente incrementará el volumen procesado a nivel mundial, que sería de aproximadamente 109 millones de toneladas en marzo/agosto 2010, por encima de los 99,9 millones del mismo período del año previo, calculó Oil World.

"La abundante oferta presionará a la harina de soja, que experimentará caídas significativas en sus precios", afirmó.

"A su vez, el aceite de soja deberá financiar una parte más amplia de los costos de molienda", advirtió, pero aseguró que los precios de este producto se mantendrán con firmeza debido a la escasez del girasol.