Nusa Dua, Indonesia. Una Organización Mundial de Medio Ambiente, similar a la Organización Mundial del Comercio (OMC), podría formarse como parte de una reforma en la gestión ambiental, según decidieron ministros de Medio Ambiente en una reunión de Naciones Unidas.

Ministros y funcionarios de más de 135 países se congregaron esta semana en Nusa Dua, en la isla indonesia de Bali, para la reunión anual del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el mayor grupo de expertos en el área desde las conversaciones de Copenhague del año pasado.

El director ejecutivo del Pnuma, Achim Steiner, dijo a periodistas el viernes que la reforma a la gestión ambiental era una parte clave de las discusiones de esta semana y que los gobiernos habían planteado la posibilidad de crear una Organización Mundial de Medio Ambiente (WEO, por su sigla en inglés).

"El status quo (...) no es más una opción. Dentro de amplias opciones de reforma, el concepto de una Organización Mundial de Medio Ambiente es una de ellas", agregó.

"Los gobiernos establecieron un grupo de alto nivel ministerial para continuar este proceso con mayor foco y también urgencia. Ese grupo se reunirá dentro de unos meses", dijo.

Steiner declaró a principios de la semana que la WEO podría tener su sede en el mismo lugar de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero que no podía confirmar si tendría el mismo poder para sancionar a los países que no cumplen con la ley internacional.

Por primera vez en una década, la reunión del Pnmua realizó una declaración formal delineando una serie de políticas.

Entre otras cosas, la Declaración de Nusa Dua llamó al cuerpo mundial a ayudar a asegurar que la reconstrucción de Haití, afectada por un terremoto, se realice de manera amigable con el medio ambiente.

También pidió que las recomendaciones de un reporte previo sobre daño al medio ambiente y la infraestructura en la Franja de Gaza sean implementadas.

La declaración llamó a los gobiernos a volver a reunirse en junio de este año para decidir si deben crear un nuevo panel internacional de científicos dedicado a la biodiversidad, basado en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

Steiner dijo que la reunión de esta semana mostraba la voluntad global para avanzar en las conversaciones de Copenhague, que no cumplieron las expectativas y terminaron con un acuerdo no vinculante para combatir el cambio climático.

"Creo que aquí en Bali, tan poco tiempo después de Copenhague y de esa gran frustración, los ministros responsables del medio ambiente han encontrado su voz colectiva nuevamente", afirmó. "Eso es algo con lo que el mundo debería estar muy satisfecho", agregó.