Naciones Unidas. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, anunció que un grupo de academias nacionales de ciencia revisaría los datos sobre el clima de la ONU para restaurar la confianza, tras los errores detectados en un informe sobre calentamiento global de 2007.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) reconoció en enero que su informe había exagerado el ritmo de deshielo de los glaciares del Himalaya, y el mes pasado indicó que el documento también había distorsionado qué parte de Holanda está debajo del nivel del mar.

"Déjeme ser claro: la amenaza que supone el cambio climático es real", dijo Ban a periodistas junto al presidente del IPCC, Rajendra Pachauri. "Nada que lo que se ha alegado o revelado en los medios recientemente altera el consenso científico fundamental sobre el cambio climático", sostuvo.

Ban reconoció que había "un pequeño número de errores" que el Cuarto Informe de Evaluación en 2007, un documento de más de 3.000 páginas que citó unos 10.000 estudios científicos. El siguiente informe sobre el cambio climático será publicado en 2013 y 2014.

Pese a los errores, Pachauri dijo a los periodistas que mantenía el principal mensaje del informe del 2007: el calentamiento global es real y se está acelerando debido a las denominadas emisiones de gases de efecto invernadero.

"Creemos que las conclusiones de ese informe realmente están más allá de cualquier duda razonable", dijo Pachauri, que ha resistido peticiones de dimisión.

Ban indicó que el Consejo Interacadémico, que agrupa a las academias de la ciencia de todo el mundo, encabezaría la revisión, que prometió se "llevaría a cabo de manera completamente independiente de Naciones Unidas".

Ni Pachauri ni Ban aceptaron preguntas de los periodistas.

El Consejo Interacadémico, tiene su sede en la Real Academia Holandesa de las Artes y las Ciencias, incluye a la Real Sociedad Británica y más de una decena de otras academias de ciencia.

El copresidente del Consejo Robbert Dijkgraaf, profesor de física matemática en la Universidad de Amsterdam, dijo a periodistas que la revisión sería totalmente independiente de Naciones Unidas pero financiada por la ONU.

Su equipo presentará la revisión a finales de agosto.