Argel. Las caídas de los precios del crudo están relacionadas con la incertidumbre acerca de la economía mundial, no con el abastecimiento de petróleo, y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no tiene un papel para jugar en esta etapa, dijo el miércoles el ministro de Energía de Argelia, Chakib Khelil.

También dijo que los precios repuntarían una vez que los mercados globales comiencen a sentir el efecto del paquete de 750.000 millones de euros (US$931.200) destinado a restablecer la confianza en las economías de la zona euro.

"Tan pronto como el mercado se dé cuenta de que el mecanismo que se aplicó (en la zona euro) (...) va a funcionar y resolver la situación económica, se verá que los precios vuelven a subir", dijo Khelil.

"Eso muestra que los precios no están relacionados con la oferta y la demanda. Están relacionados con la economía mundial", dijo a los reporteros al margen de una conferencia sobre energía en la capital argelina.

"En esta etapa, no hay un papel para la OPEP. Cualquier cosa que haga ahora, no tendría un impacto en esta fase porque todo el mercado está atado a las fluctuaciones económicas o a la certidumbre económica en el mundo".

Cuando Reuters le preguntó si la organización dispondría algún recorte nuevo en las cuotas de producción, sostuvo: "no hay un encuentro de la OPEP hasta octubre", refiriéndose a la próxima reunión programada del grupo.