Viena. Los ministros de la OPEP que llegarán a Austria para su encuentro del 17 de marzo dicen que no hay necesidad de cambiar las metas de producción del grupo, en momentos en que los precios del petróleo se encuentran cerca del máximo de su rango preferido.

Sin embargo, la debilidad de la demanda genera pedidos para limitar el exceso de producción.

"En mi opinión, no creo que vayamos a ver algún cambio, incluso cuando los inventarios están altos", dijo el lunes por teléfono a Reuters el ministro del Petróleo de Qatar, Abdullah al-Attiyah.

"El precio y la fluctuación del crudo son algunas de las múltiples razones que nos llevarían a continuar los objetivos para la producción", agregó.

En diciembre del 2008, la OPEP acordó recortar la producción, aplicando una disminución récord de 4,2 millones de barriles por día (bpd) a 24,84 millones de bpd, cuando el mundo estaba en medio de una recesión.

Sin embargo, en el último año, las subidas de precios y la lenta recuperación económica global han alentado a los miembros del grupo a aumentar el abastecimiento al mercado.

En febrero, la OPEP cumplió sólo 53% de las restricciones acordadas en la producción, contra 81% de un año atrás.

Los elevados inventarios muestran que no hay escasez de petróleo en el mercado, dijo Attiyah, y la OPEP discutirá su adhesión a las cuotas existentes sobre el suministro. "Necesitamos un cumplimiento muy fuerte", sostuvo.

Las proyecciones tanto de la OPEP como de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y del gobierno estadounidense sugieren que la demanda ha estado mejor de lo previsto y que podría continuar aumentando este año.

"Si uno toma la proyección promedio para la demanda de la OPEP, estamos mirando 29,2 millones de bpd, que está en línea con la producción. Eso es un indicio de que las cosas seguirán igual hasta fines de año", dijo un delegado de la OPEP.

Por su parte, el ministro del Petróleo de Irán dijo el lunes que el Estado Islámico quiere que el techo para la producción de crudo de la OPEP se mantenga sin cambios.

"En el mercado no hay una demanda muy alta (...) Irán quiere que la OPEP mantenga su actual techo para la producción", dijo el ministro Masoud Mirkazemi en conferencia de prensa.

En tanto, el principal responsable de Energía de Libia también dijo que la OPEP probablemente deje la producción de crudo sin cambios en su reunión de Viena porque los precios actuales están más vinculados con la especulación que con la oferta y la demanda.

"La oferta y la demanda juegan un papel pequeño porque lo principal es la especulación que resulta a veces de los comentarios políticos, la situación del dólar y los altos inventarios", dijo Shokri Ghanem, jefe de la empresa de energía estatal libia NOC y representante del pais ante la OPEP, en una entrevista con Reuters.

La volatilidad del precio del petróleo "oscurece la visibilidad, por lo que la organización no puede tomar ninguna decisión de cambiar el techo de la producción", declaró.

La OPEP, incluyendo a Irak, que no tiene una cuota, bombeó 29,28 millones de bpd en febrero, máximo en 14 meses, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

"Yo personalmente pienso que debido a las revisiones al alza de la demanda, existe una necesidad de cada gota de petróleo que se está suministrando", dijo el delegado.