Boston. El fabricante de software Oracle Corp dijo que planea despedir más trabajadores en la medida en que se integra con Sun Microsystems, lo que significa que los costos de reestructuración por la compra serán al menos el triple de lo que había informado.

El segundo mayor fabricante de programas informáticos del mundo, que adquirió en enero a Sun, dijo en una presentación a la Comisión Nacional de Valores (SEC) que espera costos de reestructuración de entre US$675 millones y US$825 millones, además de los US$325 millones que ya había anunciado.

Oracle dijo que la mayoría de los despidos y los nuevos costos asociados ocurrirán en Europa y Asia.

El reporte a la SEC no informó de cuántos puestos de trabajo se eliminarían y ejecutivos de la empresa no estuvieron disponibles para realizar comentarios.

El presidente ejecutivo de Oracle, Larry Ellison, había dicho en enero que intentaba eliminar 1.000 puestos de trabajo en Sun y contratar 2.000 empleados para la nueva división, la mayor parte en ventas.