En un 90% de avance se encuentran las primeras seis zonas pagas que serán entregadas a inicios del mes de septiembre para beneficio de más de 750 mil usuarios del transporte público que utilizan este sistema en los distritos de Panamá y San Miguelito.

Durante un recorrido en estas zonas para el trasbordo de los autobuses, la secretaria ejecutiva de Metas, Lilianne Thompson, destacó que la administración del presidente Ricardo Martinelli ha invertido en su construcción para comodidad de los usuarios y agilizar las frecuencias de las unidades de transporte.

Thompson destacó que las primeras zonas pagas estarán ubicadas en El Marañón, Balboa (2), Los Pueblos (2) y La Cabima, las cuales contarán con las medidas de seguridad para el abordaje de los autobuses y con taquillas para la compra y recarga de las tarjetas o monederos electrónicos.

Agregó que la empresa Conalvias se encargó de edificar las zonas pagas, mientras que la compañía Eupan cubrió el diseño e instalación de los módulos.

La funcionaria sostuvo que las empresas encargadas de las obras deben cumplir con un total de 21 zonas pagas, a entregarse entre los meses de diciembre y enero próximos, para beneficio de la comunidad.

En estas estaciones operarán los Metro Bus de las rutas troncales y de ambos corredores durante las 24 horas. También contarán con letreros de señalización y digitales para que los usuarios aborden de manera ordenada los autobuses.

De igual manera, se coordina con la Policía Nacional para ofrecer seguridad en cada una de las zonas pagas ante el gran movimiento de personas que se concentrará en estas nuevas instalaciones.

Además, se informó que habrá una campaña de orientación en los medios de comunicación y a través de la entrega de volantes para que el público conozca los sitios de las zonas pagas y su sistema de operaciones.

El gobierno prevé que la instalación de las estaciones de autobuses, las obras de la red vial que construye el ministerio de Obras Públicas y el inicio del Metro de Panamá, cambiará en gran medida la manera de desplazarse por la urbe citadina y la calidad de vida de la población panameña.