Más de dos millones de peruanos se verán beneficiados con el Programa Nacional de Electrificación Fotovoltáica Domiciliaria, que busca llevar electricidad a hogares pobres mediante paneles solares, informó el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino.

En una primera etapa, se busca llegar a 500.000 hogares en zonas de extrema pobreza que no cuentan con redes tradicionales de electricidad, y posteriormente se tiene previsto convocar a un concurso público para instalar el resto de paneles.

Como parte de la fase inicial del proyecto, Merino inauguró 1.601 paneles solares en la provincia de Contumazá, en la región nororiental de Cajamarca.

"Anunciamos en Contumazá la instalación de paneles solares para dar energía a las familias que viven donde no llegan las redes de electrificación rural. Están comprendidas 126 localidades con 1.601 familias, lo que da un promedio de más de 8.000 compatriotas beneficiados", indicó Merino, citado en un comunicado del ministerio.

El ministro también dijo que este programa permitirá que el 95% del país cuente con electricidad hacia fines de 2016, año en el que concluye el gobierno del presidente Ollanta Humala.

"Este es un programa que está dirigido a los más pobres, quienes no tienen acceso a la luz eléctrica y que hoy en día utilizan mecheros y que gastan de sus propios recursos en pagar combustibles que atentan contra la salud", manifestó.

Según Merino, el programa de electrificación contempla invertir 560 millones de soles (200 millones de dólares) hasta 2016.