Asunción. La empresa estatal de energía eléctrica de Paraguay anunció este miércoles cortes programados los próximos dos meses ante el récord de demanda registrado, semanas después de haberse declarado en emergencia por la necesidad de renovar su equipamiento.

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE), que implementará por primera vez en su historia un esquema de alivio de carga, dijo que pedirá al gobierno extender por un mes la vigencia del horario de verano hasta abril como un mecanismo adicional de eficiencia energética.

Paralelamente, la firma instó a los usuarios a hacer un uso racional del producto luego de que la demanda de consumo llegara a la marca histórica de 1.854 megavatios a las 21.15 hora local del martes.

"Estamos en un estado de emergencia. Nuestro sistema eléctrico interconectado se encuentra en el umbral de su capacidad y efectuaremos algunos cortes de cargas rotativos a los efectos de aliviarlo y mantenerlo operando", dijo a Reuters el gerente técnico de la ANDE, Luis Villordo.

El sistema eléctrico paraguayo es altamente sensible a las condiciones climáticas debido a que la mayor parte de la carga es residencial y no industrial. El país, que es copropietario con Brasil y Argentina de dos enormes centrales hidroeléctricas, vive actualmente días de altísimas temperaturas.

Villordo dijo que los cortes rotativos se iniciarán en tres localidades pequeñas próximas de los centros de generación, donde las líneas sufren más la sobrecarga, pero no descartó que puedan alcanzar a Asunción y el área metropolitana, que concentran una quinta parte de la población total del país.

"Los primeros cortes no van a ser suficientes. La carga de marzo, que históricamente es el mes de mayor demanda, será aún peor y entonces los niveles de corte se incrementarán y ciertamente podrían alcanzar el área metropolitana", aseguró.

La ANDE prevé invertir unos 40 millones de dólares para comprar transformadores de mayor potencia y reforzar las líneas de transmisión, en un proceso que demandará como mínimo tres años. La declaración de emergencia permitió a la firma realizar compras directas simplificando la burocracia.