Más de US$72 millones es la suma que aproximadamente se gastó en dos años de campañas de vacunación del ganado para la recuperación del estatus sanitario de país libre de aftosa ante la OIE, aunque las pérdidas registradas por el cierre de mercados a causa del foco de 2011 rondan los US$800 millones, según se informó en la ARP.

Cada campaña de vacunación contra la fiebre aftosa que emprenden el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y la Asociación Rural del Paraguay (ARP) cuesta a los productores cerca de US$ 12 millones en total, lo que implica que con tres sanitaciones en el año suman US$ 36 millones y desde setiembre de 2011 los gastos superan los US$72 millones, según las estimaciones divulgadas ayer en el local de la Rural, en Mariano Roque Alonso.

Fue en el marco de la firma del contrato de donación del Laboratorio de Bioseguridad NSB3A-4OIE por parte de la Asociación Coordinadora Nacional de Salud Animal (Aconasa) para el Senacsa.

El presidente de la ARP, Dr. Germán Ruiz destacó que las pérdidas económicas que sufrieron los productores por causa de los focos de aftosa que bloquearon mercados son mayores a US$ 800 millones, mientras que los gastos en campañas de vacunación son muchas veces inferiores, US$ 72 millones en dos años aproximadamente.

Por otra parte, técnicos del Senacsa explicaron que los costos de la recuperación del estatus son mayores si se consideran los gastos destinados a la vigilancia sanitaria y a los estudios de serología, que también implican considerables recursos debido al volumen del trabajo y las exigencias técnicas elevadas.

En otro orden, el director de Servicios Técnicos del Senacsa informó que la próxima campaña de vacunación se iniciará en la segunda quincena del mes de enero de 2014 y para el equipo de recursos humanos hubo una envidiable capacitación que todavía está en curso y que afecta a unas 3.500 personas entre funcionarios del ente y contratados del Aconasa.

En relación al laboratorio de bioseguridad que fue motivo del convenio entre Aconasa y ARP, el presidente del servicio sanitario, Hugo Idoyaga, destacó que es un motivo de orgullo, porque simboliza y sella la alianza público privada propiciada por el Ejecutivo. “El laboratorio de bioseguridad denominado Dr. Gilbredo Comparsi Darsie tiene la certificación NSB3A-4OIE, la más alta en su género, costó US$ 1,5 millones y es motivo de orgullo para el país”, destacó.

Hato llegaría a 15 millones. El hato de ganado vacuno podría alcanzar los 15 millones de cabezas para el año que viene si siguen las lluvias que dan buenas pasturas, según estimó ayer el presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Dr. Germán Ruiz.

De acuerdo con los datos del Senacsa, hasta enero del 2013 se vacunaron unos 13,3 millones de cabezas.