La Asamblea Nacional (parlamento) de Nicaragua aprobó la adquisición de un crédito de US$10 millones otorgado por el BCI Bank de lndia, recursos que serán destinados a la construcción de dos nuevas subestaciones eléctricas en el país centroamericano.

La aprobación se logró con el voto a favor de 87 de los 92 diputados de la Asamblea Nacional, con lo cual se procederá a la construcción de las subestaciones eléctricas en Managua y en la bahía de San Juan del Sur, en el océano Pacífico.

Con el crédito se van a comprar también equipos especiales para garantizar el mantenimiento de esas nuevas subestaciones eléctricas, como parte del Programa Nacional de Energía Sostenible y Energía Renovable (Pneser).

El gobierno de Nicaragua, a través del Pneser, impulsa la electrificación en el territorio nacional.

El texto aprobado por el parlamento señala que el proyecto de construcción de la subestación eléctrica en el balneario de San Juan del Sur, en el departamento de Rivas, a 111 kilómetros al sur de Managua, incluye la puesta en marcha de una línea de transmisión a un costo de 5,1 millones de dólares.

Por su parte la subestación eléctrica en Managua se construirá entre el Aeropuerto Internacional "Augusto C.Sandino" y la zona franca industrial, en la carretera norte Panamericana, con un valor de US$4,4 millones.

"Otra parte de ese crédito servirá para comprar grúas y equipos especiales para garantizar el mantenimiento de ambas subestaciones eléctricas", explicó el documento legislativo.

El director ejecutivo de la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), Salvador Mansell, señaló que cuando concluya el Pneser,programa que es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el gobierno nicaragüense buscará nuevos recursos para continuar el proyecto de electrificación en el país.

Agregó que representantes del gobierno de Nicaragua hablarán de nuevo con el BID y con otros países para solicitar financiamiento, con el objetivo de seguir con el proyecto de electrificación después de 2016.