La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció este domingo que ha suscrito un contrato con la empresa Gasoductos del Noreste para construir un nuevo gasoducto en el norte del país.

En un comunicado, Pemex informó que firmaron un contrato con esta compañía del Grupo Gasoductos de Chihuahua para la prestación de servicios de transporte de gas natural, a fin de desarrollar la infraestructura del proyecto "Ramones Fase I", consistente en un ducto de 48 pulgadas de diámetro y 114 kilómetros de longitud.

La obra iniciará en la frontera con Estados Unidos, en un punto cercano a la ciudad de Camargo, Tamaulipas, y finalizará en Los Ramones, Nuevo León.

El contrato se firmó por un periodo de 25 años y se espera que el gasoducto entre en operación en diciembre de 2014, con una capacidad inicial de 1.000 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd), la cual se incrementará a 2.100 MMpcd mediante la adición de estaciones de compresión a partir de finales de 2015, cuando se espera que entre en operación la segunda fase del proyecto.

Con esta nueva obra, aseguró Pemex, se incrementará sustancialmente la capacidad de transporte de gas natural al centro-occidente del país.