Jimi Rosen, representante de Intermix obtuvo los derechos y propiedad de la marca Pemex en todas las provincias canadienses, donde planea desarrollar una extensa red de gasolineras, mediante el esquema de franquicias.

 Intermix, planea su expansión con la ayuda de varias corporaciones energéticas estatales y privadas para lanzar nuevas estaciones de servicio que lleven el nombre Pemex como marca.

A pesar de obtener los derechos, Intermix no descarta la posibilidad de negociar con Petróleos Mexicanos una sociedad de franquicias en Estados Unidos y Canadá, exigiendo a que la petrolera mexicana demuestre poseer el capital necesario para asegurar el futuro de la marca en ambos países.

 Pemex no tiene registrada la marca en Estados Unidos sin embargo están realizando todas las acciones pertinentes para evitar que Intermix se quede con el registro.

 Por su parte la empresa Intermix oferta entre inversionistas franquicias con valor de US$1 millón para la comercialización de combustibles en toda la Unión Americana.

Jimi Rosen, presidente de Group Rosen Investment Advisor, comentó que trabajan en el diseño e implementación de campañas mercantiles en Estados Unidos y Canadá, para que los clientes puedan identificar las estaciones de servicio Pemex, como distintas y mejores que la competencia, pues incluyen fórmulas especializadas de gasolina, bombas de última tecnología, empleados uniformados y tiendas de conveniencia, según publicó El Universal.