Santiago. La bolsa chilena seguiría subiendo en 2010 y el peso se mantendría fuerte, apoyados en una recuperación de la economía y del cobre, pero podrían tener un impulso adicional de corto plazo si un multimillonario de derecha triunfa en la reñida elección del domingo.

El empresario opositor Sebastián Piñera llega a la segunda vuelta de la elección presidencial con una leve ventaja sobre Eduardo Frei, el candidato del bloque de centroizquierda que durante dos décadas ha gobernado el país.

El principal índice de la bolsa chilena, el IPSA, ha marcado máximos históricos en las últimas sesiones tras haber ganado cerca de 50% el 2009, en una impresionante recuperación luego de una fuerte caída por la crisis financiera mundial.

Chile es el mayor productor de cobre en el mundo, cuyo precio alcanzó esta semana un máximo en 19 meses en la Bolsa de Metales de Londres, lo que junto a señales de que la economía local está dejando atrás la recesión servirán de impulso para las acciones durante 2010.

Los analistas anticipan que el IPSA podría subir entre 15 a 20% este año y entre las industrias que más podrían destacar están las productoras de materias primas y el comercio minorista.

"Dentro de los sectores tenemos recomendado commodities. Tambien retail (minoristas) van a andar bien por el mejor consumo interno", dijo Claudio González, gerente de estudios y estrategia de Tanner Corredores de Bolsa.

El avance en los precios internacionales de las materias primas daría soporte a los mercados locales al menos hasta el primer semestre del año.

"La segunda mitad del año el camino podría hacerse más difícil porque las acciones habrán incorporado una parte buena de beneficios hacia 2010", dijo Salvador Arenas, analista del departamento de Estudios de LarrainVial.

Rally acotado. Si bien se espera que Piñera y Frei mantengan las políticas económicas que han hecho de Chile el país con menor riesgo crediticio en América Latina, algunos observadores no descartan que si vence el multimillonario eso pueda animar más al mercado bursátil.

Piñera, dueño de una fortuna de unos 1.000 millones de dólares según la revista Forbes y uno de los controladores de la aerolínea LAN, ha dicho que quiere dar más incentivos a los privados.

Frei gobernó Chile entre 1994 y 2000 y ha puesto el énfasis de su campaña en la continuación de los programas sociales de la popular presidenta Michelle Bachelet, que quiere extender a la enorme clase media del país.

"Ninguno de los candidatos pondrá en riesgo la institucionalidad de Chile pero si él (Piñera) consolida la victoria, dado el énfasis que ha puesto en el sector privado, puede generar más entusiasmo en el mercado y beneficiar al peso¨, dijo Jimena Zúñiga, economista para Brasil, Chile y México de Barclays Capital Research.

Una proyección de la encuestadora MORI difundida el miércoles, la última antes de los comicios, mostró que Piñera obtendría 50,9% de las preferencias, mientras que Frei conseguiría un 49,1 por ciento.

Peso musculoso. El peso chileno, en tanto, alcanzó el lunes un máximo en 19 meses frente al dólar, apoyado en la debilidad externa de la divisa estadounidense y en un fuerte avance del cobre.

"El peso estará mirando el escenario global principalmente y lo que está pasando con los precios de los commodities (materias primas) que están muy fuertes", dijo David Beker, jefe de Economía América Latina y Estrategia de Renta Fija de BofA Merrill Lynch Global Research.

"El factor doméstico que más importa es cuándo el Banco Central va a empezar a subir las tasas de interés", dijo David Beker, agregó.

El peso, que se apreció 26% en 2009, ha ganado cerca de 3% en lo que va del 2010 a cerca de 492 unidades por dólar el viernes. Para 2010 los analistas han estimado un rango de entre 465 a 490 unidades por dólar.

El Banco Central, que hasta ahora no ha intervenido en el mercado cambiario -una posibilidad que ha dicho se reserva para casos excepcionales-, recortó la tasa de interés clave a un mínimo histórico de un 0,5 por ciento en julio pasado y ha dicho que la mantendrá así al menos hasta el segundo trimestre.

"En países como Chile el escenario sigue siendo aún más positivo (...) la demanda que sigue sustentando el precio del cobre y el desarrollo de la economía local va a ser suficiente para mantener el dólar con presión hacia abajo", dijo Patricio Roncagliolo, gerente de Finanzas de FXCM Chile.