Cusco. Los vuelos nocturnos en el aeropuerto Alejandro Velasco Astete, que permitirá el incremento de turistas nacionales y extranjeros que arriben al Cusco, beneficiará principalmente a los vecinos de la Ciudad Imperial, resaltó este miércoles el vicepresidente regional cusqueño, René Concha.

El vicepresidente regional de Cusco instó principalmente a los vecinos de los distritos de San Jerónimo y San Sebastián, a aprovechar el movimiento comercial que se va a realizar a partir de la llegada de más visitantes y que se calcula en más de 2.300.000 al final del presente año.

"Definitivamente va a incrementar el acopio de turistas y también las inversiones en el Cusco, a partir de la mayor cantidad de turistas que puiedan venir, especialmente de Brasil, que son los turistas más constantes", subrayó Concha en declaraciones a la Agencia Andina.

Tras reconocer la incomodidad que ha representado para los vecinos ampliar el horario de los vuelos de manera inconsulta, Concha se manifestó a favor de abrir un diálogo entre las autoridades del aeropuerto y los pobladores para que estos últimos conozcan las medidas que se han adoptado para evitar los ruidos molestos.

"Hay incomodidad, pero estamos de acuerdo en que debemos acoger más turistas porque va a beneficiar tanto a la pequeña vivandera, que vende sus anticuchos, como a las grandes cadenas de restaurantes. es un beneficio en conjunto a favor de todos los cusqueños", manifestó.

Destacó los esfuerzos hechos por las autoridades del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a fin de brindar a la población cusqueña la seguridad operacional y la minimización del impacto sonoro como consecuencia de estos vuelos.

"Pero insisto que lo más importante es hacerle conocer a toda la población, específicamente a los vecinos de San Sebastián y San Jerónimo, los beneficios que van a acarrear con más turismo", insistió.

Calificó de positivo el hecho de que las autoridades del aeropuerto Velasco Astete hayan dispuesto que solo volarán de noche los aviones 319 y 320 de Airbus, por ser naves más silenciosas.