Lima. La elección del empresario Sebastián Piñera como presidente electo en Chile ha dado un impulso al debate respecto sobre la dependencia de los pasajeros peruanos dependen en LAN Airlines, una de las empresas de su propiedad.

LAN operó el 80% de los vuelos locales en Perú el año pasado, seguida por el 12% de la firma local Star Peru. Otras aerolíneas pequeñas tienen el resto del mercado, que ha visto a una gran cantidad de aerolíneas quebrar en los últimos años.

Piñera ha señalado que venderá su participación del 26% en LAN antes de asumir el mando de la nación en marzo. Su empresa holding está evaluando cómo vender una participación del 19%, posiblemente a otra familia accionista, que tiene el derecho prioritario. El otro 7% posiblemente también se venderá.

En Perú, las sugerencias van desde la compra de acciones en LAN por parte de las administradoras de fondos de pensiones de Perú, o AFP, hasta la creación por parte del Gobierno de una nueva aerolínea para competir con el operador.

Ricardo Briceño, presidente del principal grupo empresarial peruano, Confiep, indicó que las cuatro AFP privadas de Perú tienen una excelente oportunidad para invertir en LAN, con lo que "cuatro millones de peruanos podemos ser copropietarios de la línea binacional y terminaremos con el problema de no tener línea peruana".

En una reciente reunión con la prensa extranjera, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Martín Pérez, indicó que Perú necesitaba otra aerolínea para competir con LAN. 

Pérez mencionó que el Gobierno ha estado en contacto con la empresa que opera la aerolínea brasileña Azul, que fue formada en 2007 por el fundador de la estadounidense JetBlue (JBLU), sobre la posibilidad de iniciar vuelos en Perú. 

El líder nacionalista Ollanta Humala, quien ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2006 en parte por su retórica antichilena, reactivó su demanda de que el Gobierno inicie una nueva línea aérea nacional. La aerolínea propuesta podría estar formada por capitales peruanos y extranjeros, señaló el lunes la oficina de Humala.

Humala indicó recientemente que están viviendo con el monopolio de una compañía, que es propiedad del presidente electo de Chile y que es necesario contar con una empresa nacional que rompa el monopolio de LAN.