Autoridades sanitarias de Perú establecieron una serie de requisitos fitosanitarios a la importación desde Ecuador de rizomas (tallos) de la flor Calla Lily ("Zantedeschia"), a fin de minimizar el ingreso de plagas.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) detalló que las medidas permitirán garantizar un nivel adecuado de protección sanitaria a sus ciudadanos y minimizar la entrada de plagas cuarentenarias de origen ecuatoriano, nación que junto con Perú, Colombia y Bolivia conforman la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

La medida establece que las importaciones de rizomas de Calla Lily deberán contar con los respectivos permisos emitidos en Perú por el Senasa, así como un certificado fitosanitario oficial del país de procedencia.

Entre otros requisitos adoptados por el Senasa, se exige un permiso fitosanitario de Ecuador, en el cual las autoridades locales informen que el producto se encuentra libre de hongos "Phytophthora cryptogea", además de exigir que el envase sea nuevo y de primer uso, libre de cualquier material extraño.

De acuerdo con las normas establecidas por el Senasa, en caso de que el envío llegue a contener algún sustrato, éste deberá estar libre de plagas y certificado por la Organización Nacional de Protección Fitosanitaria (ONPF) de Ecuador.

Asimismo, las autoridades sanitarias peruanas tomarán una muestra del producto importado y lo enviarán a la Unidad del Centro de Diagnóstico de Sanidad Vegetal del Senasa, para descartar la presencia de plagas enunciadas en la declaración adicional del producto importado, cuyo costo será asumido por la empresa importadora.