Sao Paulo. La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció el jueves dos hallazgos de petróleo en la cuenca de Campos, cerca de la costa del país, con reservas recuperables de 40 y 25 millones de barriles de crudo, respectivamente.

Ambos hallazgos fueron realizados en el pozo 6-BR-63A-RJS, pero las reservas mayores se encuentran en un yacimiento subsal, en una profunda capa de roca salina pocos kilómetros debajo del lecho marino.

Petrobras está evaluando la idea de extraer el crudo usando la plataforma P-43 ya instalada cerca de la localización del pozo, alrededor de 100 kilómetros de la costa de Río de Janeiro.

Se espera que la producción de petróleo de Brasil aumente significativamente en la próxima década, principalmente debido al hallazgo de las potencialmente enormes reservas subsal, que, según estimaciones de analistas, podrían contener entre 50.000 y 80.000 millones de barriles de petróleo.

El anuncio de nuevos hallazgos costa afuera ahora es una ocurrencia común mientras empresas como Petrobras y OGX, del multimillonario brasileño Eike Batista, avanzan en la exploración de bloques costa afuera.