Brasilia. La petrolera estatal brasileña Petrobras confirmó que ejerció su derecho para comprar la participación de Devon Energy  en un yacimiento petrolero estadounidense en el Golfo de México.

Petrobras es el operador líder del campo Cascade, con un participación del 50%, mientras que Devon Energy mantenía la participación restante del 50%.

En un correo electrónico, la estatal brasileña confirmó que ejerció su derecho a la participación de Devon en Cascade pero no entregó detalles adicionales.

El año pasado, Devon Energy informó que vendería su participación en activos costa afuera y en el extranjero en un esfuerzo para recaudar entre US$4.500 millones y US$7.500 millones.

La danesa AP Moller Maersk A/S había acordado comprar la participación de Devon en los campos Cascade, Jack y St. Malo por US$1.300 millones.

Sin embargo, Maersk informó en un comunicado el viernes por la tarde que los socios de Devon en los campos Cascade y St. Malo ejercieron sus derechos preferentes de adquisición.

Los socios que ejercieron sus derechos de adquirir las participaciones de Devon incluyeron a Petrobras, Chevron Corp.  y Statoil ASA, informaron fuentes familiarizadas con el asunto.