La petrolera estatal Petrobras anunció hoy que puso a la venta la participación que tiene en el Campo de Maromba, situado en el litoral sureste de Brasil y del que ostenta el 70% de la participación, aseguró hoy la compañía.

"La transacción en potencial representa una oportunidad para desarrollar y monetizar un descubrimiento de combustible pesado en aguas poco profundas, próximo a los campos en producción de Peregrino y Papa-Terra", aseguró Petrobras en una nota.

El Campo de Maromba se encuentra en la cuenca marítima de Santos, frente al litoral del estado de Río de Janeiro, y su explotación la comparten la estatal brasileña y Chevron Brasil Petróleo, que tiene el 30% restante.

La venta forma parte del plan de desinversiones lanzado por Petrobras para el bienio 2017-2018, con el que espera recaudar US$21.000 millones.

Petrobras, la petrolera más endeudada del mundo y cuya deuda asciende a 300.975 millones de reales (US$91.200 millones), vive una grave crisis financiera a raíz de la caída de los precios del petróleo y la descubierta de una gran red de corrupción que desvió miles de millones de dólares de la empresa.

Debido a ello, la compañía inició en 2015 un proceso de venta de activos, con la que ya recaudó US$13.600 millones entre 2015 y 2016.

En el primer trimestre del año, Petrobras obtuvo un lucro de 4.449 millones de reales (unos US$1.350 millones), revirtiendo así el prejuicio de 1.246 millones de reales (US$380 millones) del mismo período de 2016.