Perth, Australia. La australiana Arrow Energy Ltd dijo el martes que estaba en "conversaciones activas" con Royal Dutch Shell y PetroChina sobre su oferta conjunta de US$3.000 millones, un signo que los analistas dijeron podría llevar a un acuerdo mejorado.

El comunicado de Arrow llegó un día después que reportes que dijeron que estaba lista para rechazar la oferta por considerarla muy baja.

"Es positivo que no haya un rechazo de lleno de parte de Arrow, porque significa que hay lugar para la negociación", dijo Nik Burns, analista senior de gas y petróleo en RBS Morgans. "Uno podría inferir que las conversaciones en esta etapa están centradas alrededor de números mejorados", indicó.

Shell y PetroChina hicieron una oferta condicional y no-vinculante por Arrow que le daría a los accionistas US$4,45 por acción, más un título, en una nueva entidad compuesta por los negocios internacionales de Arrow.

RBS dijo que el nuevo negocio Arrow International probablemente vale alrededor de 400 millones de dólares australianos, lo que equivaldría a otros 55 centavos por acción para los accionistas de Arrow.

Eso valuaría a la oferta a alrededor de 5 dólares australianos por papel de Arrow, o 3.700 millones de dólares australianos (US$3.400 millones).

Las estimaciones de los analistas sobre el negocio internacional de Arrow van de 15 a 74 centavos por acción, lo que pone al valor total de la oferta en un máximo de hasta US$3.850 millones.

Aunque Arrow posee la mayor reserva de gas de filón de carbón en Australia, los analistas dudan que sus moléculas de gas estarían a la altura de las altas cifras pagadas en el 2008.

"Las reservas de Arrow en la cuenca Bowen son de menor calidad y serían más costosas de extraer," dijo John Young, analista energético de Wilson HTM Investment Group.

Petronas pagó 1,65 dólares australianos a la australiana Santos Ltd por cada gigajulio de reserva de gas probada, probable o posible, mientras que Origin Energy recibió US$0,88 australianos por reservas "3P" en su acuerdo con ConocoPhillips.

Arrow no brindó más detalles sobre sus negociaciones en curso y su directorio aún ha de ofrecer una opinión sobre el acuerdo, que marcaría la primera incursión de PetroChina en el floreciente sector de gas de filón de carbón.

"Sería en el interés de Shell/PetroChina perseguir un acuerdo amistoso dado que sería demasiado fácil para un asesor financiero juzgar a la oferta como muy baja basada en las medidas de valuación de gas," dijo Burns.