Quito.- En las costas y el suroriente ecuatoriano se ubicarían las nuevas plantas extractoras de petróleo que le permitirían a la estatal Petroecuador ampliar su mapa en la industria petrolera.

Los nuevos campos se encuentran ubicados en el litoral, costas afuera, y en el suroriente ecuatoriano. Algunos están en manos de empresas extranjeras, otros fueron retirados de las contratistas.

Once de los bloques serían repartidos entre Petroecuador y Petroamazonas, y los ocho restantes serían dispuestos para la conformación de compañías de economía mixta, según publicó El Universo.

La estatal petrolera priorizará la asociación con empresas estatales para desarrollar formalmente las 19 áreas de extracción, pero de no llegar a un acuerdo, optaría por negociaciones con la empresa privada.

La compañía administra actualmente seis áreas y de ellas extrae el 58% de la producción nacional de crudo.