Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cayeron 4% el martes luego que las preocupaciones renovadas sobre la capacidad de Grecia de cumplir con las provisiones incluidas en un paquete de ayuda financiera dieran un impulso al dólar y erosionaran los precios de los bienes básicos.

El contrato de crudo para entrega en junio cayó US$3,45, o 4%, a US$82,74 el barril. El precio de liquidación sólo fue el más bajo desde el 27 de abril, pero la caída en una sesión fue la mayor desde el 4 de febrero.

El descenso surge tras cuatro días de avances en los que el petróleo subió US$3,75 por barril, o un 4,5%, para alcanzar el lunes un máximo de sesión de 18 meses de US$87,15 el barril.

Los futuros sobre el crudo Brent que se negocian en la bolsa ICE bajaron US$3,27, o el 3,7%, a US$85,67 por barril, para registrar su mayor caída porcentual en un día desde el 4 de febrero. Además, el precio de cierre del Brent fue el más bajo desde el 22 de abril.

Los nuevos temores sobre la capacidad de Grecia para cumplir las condiciones del paquete de rescate fiscal presionaron al euro y las acciones a nivel global. El dólar alcanzó un máximo de 12 meses frente al euro, lo que esencialmente encareció al petróleo para los inversionistas que compran en otras monedas, lo que a su vez afectó la demanda.

El pronunciado cambio de dirección del crudo, desde un máximo de una sesión de US$87,15 por barril el lunes, el nivel más alto desde el 8 de octubre del 2008, se produce en momentos en que a los agentes les continúa preocupando los crecientes niveles de inventarios de petróleo en Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo, debido a la demanda moderada.

"La volatilidad es la única garantía en la actualidad en este mercado", dijo Jason Schenker, director general de Prestige Economics, una firma de consultoría de Austin, Texas.