Nueva York. Los futuros del petróleo cerraron el miércoles al alza, siguiendo el ejemplo de las acciones, luego que la Reserva Federal reiterara su compromiso a mantener las tasas de interés en Estados Unidos en niveles extremadamente bajos.

"Este sigue siendo un complejo que es impulsado principalmente por (factores) financieros, y dentro del espacio financiero, el mercado de acciones parece ser el centro de atención principal", dijo Jim Ritterbusch, director general de la firma de asesoría Ritterbusch and Assoc. en Galena, Illinois.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en junio cerró el miércoles con un ascenso de 78 centavos, o un 1%, a US$83,22 el barril en la New York Mercantile Exchange. Los futuros sobre el crudo Brent finalizaron en la bolsa ICE con un ascenso de 38 centavos, o el 0,4%, a US$86,16 por barril.

Muchos mercados habían descendido más temprano, luego que Standard & Poor's rebajara la calificación de la deuda de España. El petróleo ingresó a territorio negativo tras conocerse la noticia, pero se recuperó posteriormente.

El Promedio Industrial Dow Jones comenzó a descender para caer por debajo de los 11.000 puntos inmediatamente después de que se conoció la rebaja, pero se recuperó y poco antes del cierre ascendía 30 puntos a 11022.

El mercado de petróleo restó importancia a un informe que mostró que los inventarios de crudo en Estados Unidos se incrementaron la semana pasada en 1,96 millones de barriles a 357,8 millones de barriles, en comparación con la estimación promedio de un aumento de 800.000 barriles. Las existencias de gasolina disminuyeron en 1,24 millones de barriles a 223,7 millones de barriles. La cifra se compara con el incremento de 600.000 barriles proyectado por los analistas.

En tanto, los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un alza de 2,94 millones de barriles a 151,8 millones de barriles. Los analistas preveían un incremento de 1,2 millones de barriles.