Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cerraron con pérdidas el miércoles, tras la divulgación de un informe del gobierno de Estados Unidos que mostró una débil demanda de petróleo y un aumento en las existencias.

El contrato sobre el crudo dulce ligero para entrega en junio cayó 17 centavos, o un 0,2%, a US$83,68 por barril en la New York Mercantile Exchange. El contrato sobre el crudo Brent en la ICE caía recientemente 89 centavos, o un 1,1%, a US$85,69 por barril.

Cualquier esfuerzo por extender el alza de US$2 registrada el martes fracasó hoy luego que la Administración de Información de la Energía, informara que los inventarios de petróleo en Estados Unidos aumentaron inesperadamente en la semana al 16 de abril. Las cifras de hoy revirtieron en una sola semana varios meses de reducciones graduales en los suministros.

En conjunto, los inventarios de crudo y combustibles se encuentran ahora en sus niveles más altos en un año, y los derivados suministrados -una medida de la demanda - en un mínimo del 2010.

Los inventarios de crudo se incrementaron en 1,9 millones de barriles a 355,9 millones de barriles, en comparación con la estimación promedio de una caída de 200.000 barriles, según los analistas encuestados por Dow Jones.

Las existencias de gasolina se expandieron en 3,6 millones de barriles a 224,9 millones de barriles, según el informe semanal del gobierno. La cifra se compara con el incremento de 300.000 barriles proyectado en un sondeo de Dow Jones Newswires a 15 analistas.

En tanto, las existencias de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un alza de 2,1 millones de barriles a 148,9 millones de barriles. Analistas estimaban un incremento de 900.000 barriles.

"No sólo es este el mayor repunte semanal en más de tres meses, sino que va contra la tendencia estacional", señalaron los analistas de JBC Energy in Viena.