Nueva York. Los contratos a futuro sobre el petróleo cerraron el lunes en su nivel más alto desde octubre de 2008 gracias a un trío de positivos indicadores económicos estadounidenses.

El contrato de petróleo para entrega en mayo cerró con un alza de US$1,75, o un 2,1%, a US$86,62 por barril en la New York Mercantile Exchange. Hace unos instantes, el contrato sobre el crudo Brent en la ICE subía US$1,83, o un 2,2%, a US$85,84 por barril.

El mercado petrolero abandonó su viejo rango de negociaciones entre US$80 y US$83 por barril para subir un 8% desde el 26 de marzo debido a la mejoría de las expectativas de los inversionistas.

El lunes, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios informó que su índice de ventas pendientes de viviendas usadas aumentó en febrero un 8,2% a 97,6, frente a los 90,2 en enero.

El Instituto de Gestión de Suministros, o ISM, informó el lunes que su índice de actividad no manufacturera se ubicó en 55,4 el mes pasado, frente a la lectura de 53,5 de febrero, mientras que su índice empresarial no manufacturero se situó en 60, tras la lectura de 54,8 de febrero.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, RBOB, a mayo cerró con un incremento de 2,65 centavos, o un 1,1%, a US$2,3502 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a mayo cerró con un incremento de 5,08 centavos, o un 2,3%, a US$2,2675 por galón.