Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cerraron al alza el miércoles por décima sesión consecutiva a medida que el flujo de inversiones hacia los bienes básicos que ha definido las negociaciones de comienzos del 2010 relegaba a un segundo plano las preocupaciones sobre los aumentos en los inventarios petroleros.

El contrato sobre el petróleo a febrero en la New York Mercantile Exchange ascendió US$1,41, o el 1,7%, a US$83,18 por barril, el precio de liquidación más alto desde el 9 de octubre del 2008.

El contrato del crudo Brent se negoció en la bolsa ICE Future con un ascenso de US$1,30 centavos, o el 1,6%, a US$81,89 por barril.

Las ganancias del miércoles podrían ser atribuidas al impulso generado durante las dos semanas últimas a medida que los inversionistas apuestan que la única dirección que pueden seguir los bienes básicos es al alza en tanto las economías mundiales más importantes se recuperan de la crisis.

Por la misma razón, los precios del cobre también han ascendido mientras que el dólar caía a medida que pierde atractivo como activo de refugio. El miércoles por la tarde, el euro se negociaba en US$1,4435 frente a los US$1,4282 del martes por la tarde.

"Esto en gran medida tiene que ver con los nuevos flujos de dinero hacia el mercado", dijo Addison Armstrong, analista de Tradition Energy en Stamford, Connecticut. "El mercado echó a un lado el informe de hoy" sobre los inventarios.

Los inventarios de crudo se incrementaron en 1,3 millones de barriles a 327,3 millones de barriles para la semana al 1 de enero en comparación a la estimación de una caída de 300.000 barriles basada en un sondeo de Dow Jones Newswires a 11 analistas. El martes por la tarde, el American Petroleum Institute, API, un organismo del sector, había publicado un indicador que mostró una caída de 2,3 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina se expandieron en 3,7 millones de barriles a 219,7 millones de barriles, informó la Administración de Información de Energía, o EIA, Los analistas habían proyectado un incremento de 300.000 barriles.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a febrero subió 1,16 centavos, el 0,6%, a US$2,1366 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a febrero ganó 91 puntos, o un 0,4%, a US$2,2032 por galón.