Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cayeron a un mínimo de tres semanas el lunes, al tiempo que las cenizas volcánicas seguían obstaculizando el tráfico aéreo en Europa, lo que afecta la demanda del combustible para aviones.

La contracción se vio exacerbada por expectativas de que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) tras presentar el viernes una acusación civil por fraude contra Goldman Sachs Group (GS), presente acusaciones similares contra otras importantes firmas de Wall Street.

El contrato de crudo para entrega en mayo cayó US$1,79, o 2,2%, a US$81,45 por barril en la New York Mercantile Exchange. El contrato sobre el crudo Brent en la ICE cedió US$1,76, o 2,1%, a US$84,23 por barril.

Una erupción volcánica en Islandia ha esparcido cenizas sobre gran parte del espacio aéreo europeo, lo que ha obligado a cancelar miles de vuelos desde el jueves. Las restricciones de vuelos han reducido el consumo de combustible para aviones en cerca de 1 millón de barriles diarios, o un poco más del 1% de la demanda petrolera mundial.

El contrato sobre el combustible de calefacción a mayo, que se utiliza como referencia para los precios del combustible para aviones en Estados Unidos, registró pérdidas mayores a las del petróleo para cerrar con un retroceso de 6,01 centavos, o un 2,71%, a US$2,1568 por galón.