Sala de Inversión.  Diversos son los factores que han jugado a favor de los contratos a futuro del petróleo, los cuales comenzaron la sesión con una ganancia superior al dólar.

Los constantes temores ante una invasión en Siria, la baja en los inventarios y un débil dato de empleo en los Estados Unidos, que indicaría que los estímulos de la Fed se mantendrían, han impulsado el precio del crudo, según un reporte de Infosel.

El West Texas Intermediate (WTI) se mantiene en US$109,58, avanzando US$1,21, mientras que el crudo de referencia Brent opera en US$115,83, lo que representa un aumento de 57 centavos.

En la reunión de las 20 economías más grandes del mundo (G-20) se ha discutido el tema de Siria, y una posible invasión militar por parte de los Estados Unidos, aunque Rusia ha amenazado y advertido de las consecuencias de una intervención en el país de Medio Oriente.

Los analistas de Commerzbnak, señalaron que en vista de la cumbre del G-20 y el debate de la próxima semana en el Congreso estadounidense, la crisis en Siria es el tema que sigue dominando el mercado.

Por otra parte, la Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) publicó el jueves que los inventarios disminuyeron en los EE.UU. en 1,82 millones de barriles para la semana que terminó el 30 de agosto.

Esto, luego de que la semana pasada presentaran su primer aumento en un mes, y la demanda estacional de crudo disminuyera de manera gradual en las últimas semanas.

Por otro lado, los inventarios de gasolina y destilado presentaron lecturas mixtas, debido a que los primeros disminuyeron en 1,827 millones de barriles, y los de destilado aumentaron en 549 mil.

Finalmente, el mercado estuvo atento a la Nómina no Agrícola, un dato clave para la reducción de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de los EE.UU., debido a que tuvo una lectura menor a la esperada, ya que se crearon 169 mil empleos en agosto, contra los 180 que esperaba el mercado.

3203