Sala de Inversión. Producto de las previsiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el dato de inventarios de crudo en los Estados Unidos, los contratos a futuro del petróleo presentaron durante esta jornada alzas en relación al cierre anterior.

En este momento, el precio del West Texas Intermediate (WTI) opera en US$105,65 por barril, ganando US$1,55 respecto al cierre anterior (el nivel más alto en más de un año), según reportó Infosel.

Mientras tanto, el Brent del Mar del Norte opera en US$108,21 por barril, lo que se traduce en una baja de 21 centavos (el diferencial se ubica en el nivel más bajo desde).

Por lo que respecta a las reservas de crudo en los Estados Unidos, el Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés), reportó que disminuyeron nueve millones de barriles la semana pasada, superando las expectativas del mercado que esperaban una disminución de 3,1 millones.

Este miércoles se dio a conocer que tanto las exportaciones como las importaciones de China tuvieron una baja inesperada para el mes de junio, lo que genera preocupación ante las perspectivas de una desaceleración económica para el segundo semestre del año.

Según los datos de la Administración General de Aduanas, las exportaciones cayeron 3,1% a tasa anual, mientras que las importaciones lo hicieron en 0,7% para el mismo periodo.

China es el mayor consumidor de petróleo a nivel mundial por lo que su régimen comercial de este bien es importante para movilidad del mercado petrolero. La Administración General de Aduanas informó que el país asiático importó 22,17 millones de toneladas de crudo en junio un descenso de un 7,4% respecto a los 23,95 millones de toneladas registrados en mayo.

Este miércoles, la OPEP presentó su reporte sobre el mercado petrolero donde se dan las previsiones para el mercado de crudo para el 2014, la institución elevó la demanda global de petróleo para el próximo año en 1,04 millones de barriles por día, debido a que las naciones emergentes continúan en expansión y las economías desarrolladas están recuperándose.

La participación de la OPEP en el mercado mundial de crudo se reduciría en 2014, debido a que el creciente suministro de petróleo de esquisto de los Estados Unidos no le permitirá al grupo beneficiarse del incremento de la demanda mundial.

La OPEP pronosticó que la demanda de su petróleo el próximo año promediaría 29,61 millones barriles por día una baja de 250.000 barriles diarios desde el 2013, debido a que un aumento de la oferta fuera del grupo superaría la expansión de la demanda mundial.

La necesidad de crudo de la OPEP va a disminuir aun cuando el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se recupera hasta un millón de barriles por día en 2014, de 800.000 al día este año, en medio de aumento de la producción en los EE.UU. y Canadá.

2921