Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo finalizaron el lunes con ligeras alzas, en tanto el mercado de petróleo parecía haber dado un giro luego de tres semanas de descensos constantes.

Los participantes del mercado destacaron que los precios del petróleo mantuvieron su posición a pesar de un dólar más fuerte y el descenso de los índices de acciones de Estados Unidos, dos factores que regularmente han ocasionado caídas bruscas este mes en los precios del crudo.

"Considerando cuán fuerte el dólar estuvo hoy y que el petróleo no cayó; esta podría ser una señal de que hemos establecido un nivel de fondo temporal", dijo Addison Armstrong, analista de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

El contrato de crudo para entrega en julio subió 17 centavos, o el 0,2%, a US$70,21 el barril en la New York Mercantile Exchange. El crudo Brent, en tanto, retrocedía recientemente en la bolsa de futuros ICE 41 centavos, o el 0,6%, a US$71,27 el barril.

El lunes por la tarde, el euro se debilitaba a US$1,2399 desde los US$1,2586 del viernes luego que el Banco de España tomara el control el domingo de CajaSur, un atribulado banco de ahorros. El igual que Grecia, España está lidiando con un alto déficit que ha estremecido la confianza de los inversionistas.

El fracaso de CajaSur sacó a relucir nuevos temores sobre las perspectivas de Europa, lo que hacía que el Promedio Industrial Dow Jones se ubique en territorio negativo durante una gran parte de la sesión.

Un dólar más fuerte hace que el petróleo sea más caro para comprarlo con otra divisas y esto puede indicar que los inversionistas están evitando los activos más riesgos, incluyendo bienes básicos.