Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cerraron el miércoles con alzas luego que un sorpresivo descenso en los inventarios semanales en Estados Unidos sugiriera que el exceso de oferta está disminuyendo.

El contrato de crudo para entrega en mayo subió US$1,79, o 2,1%, a US$85,84 el barril en la New York Mercantile Exchange, finalizando US$1 por debajo del máximo del 2010 registrado el 6 de abril. El crudo Brent ascendía recientemente en la bolsa de futuros ICE US$1,47, o 1,7%, a US$86,19 el barril.

Los avances del miércoles gracias a las noticias sobre la reducción de los inventarios pusieron fin a cinco sesiones de descensos que habían comenzado la semana pasada con el informe de aquel momento sobre las existencias.

Los inventarios de crudo y combustible habían ascendido pronunciadamente durante la recesión del año pasado, y aún están muy por encima del promedio estacional.

El mercado necesitará evidencia clara de que el aumento en la demanda está llevando los inventarios de regreso a niveles normales para impulsar los precios sobre los US$90 por barril, apuntan los analistas.

"Los que estamos observando en un reinicio del ascenso que nos llevó a los US$87", dijo Gene McGillian, analista con Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

Los inventarios de petróleo descendieron en la semana al 9 de abril, contrario a las expectativas de los analistas, según cifras publicadas el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Los inventarios de crudo se contrajeron en 2,2 millones de barriles a 354,0 millones de barriles, lo que se compara con la estimación promedio de un sondeo de Dow Jones Newswires a 14 analistas, la que apuntaba a un alza de 1,1 millones de barriles.

Las existencias de gasolina disminuyeron en 1,0 millones de barriles a 221,3 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía de Estados Unidos. La cifra se compara con una caída de 700.000 barriles proyectada por los analistas encuestados.

El contrato a mayo de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, subió 2,34 centavos, o 1%, a US$2,3327 el galón. El combustible de calefacción a mayo ascendió 2,79 centavos, o un 1,3%, a US$2,2421 el galón.