Nueva York. Los contratos a futuro sobre el petróleo cerraron el martes con fuertes bajas, afectados por la debilidad de las acciones en el extranjero y la fortaleza del dólar debido a los temores relacionados con la salud de las economías europeas.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en julio cayó US$1,46, o un 2,1%, a US$68,75 el barril en la New York Mercantile Exchange.

Los precios del crudo no consiguieron mantener un leve repunte de dos días por encima de los US$70 por barril, que se produjo tras una caída el jueves a un mínimo de 10 meses para las cotizaciones durante una sesión de US$64,24 en la expiración del contrato a junio. Los agentes señalan que no ven ningún incentivo sólido para que el crudo evite poner a prueba nuevamente ese mínimo.

"Estamos siendo arrastrados por las acciones globales y los temores sobre la economía europea", dijo Tom Bentz, corredor y analista de BNP Paribas en Nueva York. "Muchos mercados se movieron mucho más allá de la realidad" en los últimos meses, dijo. "Ahora las preocupaciones europeas realmente han descarrilado las cosas. Realmente hay una falta de confianza".

El mercado permanece atento a las cifras de inventarios en Estados Unidos que se publicarán posteriormente el martes y el miércoles en busca de señales de la dirección en el corto plazo. Un sondeo de Dow Jones Newswires sugiere que las existencias de petróleo habrían registrado un incremento de 100.000 barriles la semana pasada.