Nueva York. Los contratos a futuro sobre crudo cayeron el viernes un 4,2% presionados por el decepcionante informe sobre el empleo en Estados Unidos y por el descenso a un mínimo de cuatro años y medio del euro frente al dólar.

Las dudas renovadas sobre las perspectivas de recuperación económica en Estados Unidos, el mayor consumidor de crudo del mundo, hicieron que los precios registren sus mayores descensos porcentuales en cuatro meses y su nivel más bajo desde el 26 de mayo.

El contrato de crudo para entrega en julio perdió US$3,10 a US$71,51 por barril en la New York Mercantile Exchange. Los precios cayeron a un mínimo de la sesión de US$71,32, en las postrimerías del día, lo cual podría establecer el tono para que se ponga a prueba el nivel de los US$70 por barril en los próximos días.

El descenso porcentual fue el mayor desde el 4 de febrero, cuando cayó el 5%. El 4 de mayo, el crudo sufrió su mayor caída en dólares en un día al perder US$3,45 el barril.

Las ventas de hoy tuvieron sus raíces en Europa donde el euro retrocedió ante las presiones de deuda soberana.

El euro descendió a su nivel más bajo frente al dólar desde marzo del 2006 luego que el nuevo gobierno de Hungría no consiguiera calmar a los mercados financieros después que un alto funcionario advirtiera que el país enfrenta una crisis fiscal similar a la de Grecia.

Los comentarios realizados el jueves por Lajos Kosa, vicepresidente del partido triunfador en las elecciones recientes, el Fidesz, de que Hungría se halla en una crisis de deuda soberana similar a la de Grecia también debilitó el florín.

Por otra parte, en el frente económico de Estados Unidos, las nóminas de empleos no agrícolas aumentaron en 431.000 en mayo, su mayor incremento desde marzo del 2000. La tasa de desempleo, por su parte, se ubicó en el 9,7% durante mayo, una reducción frente al 9,9% del mes anterior.

Los economistas habían proyectado que las nóminas se incrementarían en 515.000 en mayo y que la tasa de desempleo se ubicaría en el 9,7%.